Conoce al Caballo Albino

Conoce al Caballo Albino

El albinismo es una condición que hace que el pelaje o piel carezca de color lo que lo vuelve totalmente blanco. Esta condición puede afectar a muchísimas especies, desde salamandras y ajolotes hasta humanos y caballos. Esto hace que sea una condición realmente llamativa y curiosa.

Actualmente existen muchísimos mitos en torno al albinismo en caballos lo que resulta bastante llamativo para muchas personas. Es un hecho que hay caballos de color blanco y ojos claros con aspecto albino lo cual depende de sus genes. Es por eso que aquí te hablaremos sobre las características de un caballo albino, cuidados, sus problemas, etc.

 Origen de los caballos albinos

El origen de la raza, no el biológico, se dio hasta el año de 1937 pues los primeros ejemplares de caballos albinos fueron considerados como raza hasta ese año. Aunque desde hace muchísimos años habían sido criados en Europa y posteriormente, algunos ejemplares llevados a América.

Por otro lado, el albinismo en caballos surge a partir de un gen el cual se transmite de generación en generación. Este defecto genético hereditario hace que el cuerpo no pueda metabolizar la tirosina la cual, a su vez, es la encargada de producir la melanina en el cuerpo.

Al no poder sintetizarse la melanina en el cuerpo, los caballos albinos carecen de la posibilidad de colorear su pelaje e incluso sus ojos. Por eso el aspecto de los caballos albinos es tan llamativo con un pelaje completamente blanco y ojos de color claro, incluso rosado.

características de los caballos albinos

Características de los caballos albinos

  • Pelaje: La primera característica llamativa del caballo albino es su pelaje. Este, al carecer de la posibilidad de sintetizar melanina, es de color completamente blanco o crema lo cual lo hace muy bonito.
  • Ojos: El defecto genético que impide la producción de melatonina también se refleja en los ojos. Esto hace que el color de los ojos siempre sea claro encontrando distintas tonalidades en este apartado. Por ejemplo, hay ojos de color verde y de color azul, siendo estos segundos los más comunes, e incluso ojos rosados o rojizos.
  • Tamaño del cuerpo: A pesar de este problema genético, el albinismo en caballos no afecta directamente su crecimiento. La altura de este caballo es de entre 150 y 160 cm mientras que su cuerpo es sólido y resistente. También tenemos un peso entre 400 y 500 kilos.
  • Problemas de salud: Lamentablemente el albinismo en caballos puede derivar en caballos albinos problemas potenciales debido al daño del gen. A pesar de los potenciales problemas de salud que pueden aparecer como algunos abortos sin previo aviso, el caballo albino tiene una esperanza de entre 25 a 40 años, algo que hace que sean caballos longevos.
  • Otras características: Es importante tener en cuenta otras características de los caballos albinos como su mirada la cual refleja carácter, pero también tranquilidad. Además, este caballo también destaca por tener unas patas y una cabeza grande lo cual le da un aspecto de mucha mayor solidez y corpulencia.

 Comportamiento y personalidad de estos caballos

Que no te deje engañar su aspecto, ya que los caballos albinos son caballos muy amigables. En primer lugar, se llevan bien con las personas y hasta disfrutan su compañía lo que hace que sean agradables. También son caballos perfectos para niños y que se llevan muy bien con otros animales y mascotas.

Otra de las grandes ventajas del comportamiento del caballo albino es que este caballo es dócil, paciente y bastante fiel. Educarlo es relativamente sencillo, ya que aprenden rápidamente. Siempre que haya un ambiente de educación, el caballo se portará como se debe, siendo amigable y dócil.

 Salud de los caballos albinos

Los caballos albinos tienen una buena salud, de forma relativa, aunque algunas veces el gen dañado puede producir ciertos problemas. Se está evaluando el llamado gen letal White el cual podría provocar problemas a los caballos albinos como que tengan abortos espontáneos, así que, al parecer estos problemas son poco frecuentes.

Al igual que cualquier otro caballo, el caballo albino se enfrenta a enfermedades por infecciones con microorganismos. Esto quiere decir que es un caballo vulnerable a infecciones con virus, bacterias, etc. La gripe equina es uno de los mejores ejemplos de enfermedades por microorganismos a las que se enfrentan los caballos.

Por último, los caballos albinos, como cualquier otro caballo, también se enfrenta a potenciales problemas derivados por el desgaste, estrés, actividades demandantes, etc. Por ejemplo, si le exiges mucho físicamente a tu caballo albino, pero no lo cuidas, es probable que termine con problemas de salud y lesiones.

Cuidados necesarios

  • Alimentación: El albinismo en caballos no hace que la demanda de alimentos sea igual a la de otros caballos. Nuestros caballos necesitan de una gran demanda de alimento de alta calidad como vegetales, heno y forrajes, así como granos y proteína. La cantidad y porciones dependerá de la edad del caballo.
  • Higiene: Otro punto fundamental, sobre todo para prevenir problemas de salud, es la higiene. Para retirar la suciedad del caballo tras un día en el exterior, debemos de cepillar su pelo diariamente. Además del cepillado diario, se deberá de darle un baño semanal para retirar barro y suciedad.
  • Ejercicio: Como cualquier otro caballo, un caballo albino necesita de muchísima actividad física pues en estado salvaje, los caballos recorren grandes distancias ejercitándose por mucho tiempo. Un caballo albino necesitará de trotar o salir a cabalgar todos los días, así como pasar mucho tiempo al aire libre para ejercitarse.
  • Veterinarios: Los caballos albinos necesitan de cuidados frecuentes y de visitas al veterinario recurrentes para evitar la aparición de potenciales problemas. Al llevar a nuestro caballo al veterinario podremos detectar potenciales problemas, colocarles las vacunas y darles los suplementos que necesitan para mantenerse sanos. Recuerda que la prevención es la clave.
  • Establos: Por último, es muy importante tener establos adecuados para cuidar a nuestros caballos albinos. Los estables deben ser muy amplios, deben de contar con espacio suficiente, ventilación, alimentos, agua y también deben estar limpios. La temperatura y la humedad, así como la luz son otros puntos que debemos tener en cuenta.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 4)