Las Reglas Básicas de la Equitación

Las Reglas Básicas de la Equitación

La equitación es todo un arte en el cual debes de aprender a conocer, entender y controlar al caballo. En este proceso, tanto el jinete como el caballo se vuelven uno solo para que así puedan disfrutar de la mejor experiencia tanto en las pistas como en caminos, trabajo, etc.

Si estás pensando en aprender equitación, esto es para ti. Aquí te contaremos cuáles son las reglas básicas de la equitación que todo principiante debe de conocer. Aunque estas reglas no están escritas en un libro, sí que son reglas que cualquier jinete conoce.

Lista de las reglas de la equitación

  • Equipo de seguridad

Una de las reglas más importantes es utilizar todo el equipo de seguridad correspondiente a la hora de montar a tu caballo. Lo más básico es colocar la silla de forma adecuada con el objetivo de tener un sitio estable para sentarte.

Calzar las botas de equitación es otro punto importante, ya que estas te ayudarán  a tener un mejor control del caballo. Además, debes de saber que utilizar un casco es muy importante, ya que las caídas de los caballos son más frecuentes de lo que podrías pensar. Un casco te salvará de cualquier lesión peligrosa.

  • Nunca pases por detrás de un caballo

Aunque sea tu caballo, es importante tener en cuenta que estos animales suelen tener reflejos instintivos y, algunas veces, comportamientos erráticos. Esto incluye el que lancen patadas hacia atrás lo cual puede resultar muy peligroso si tenemos en cuenta su gran poder.

Por más que sea tu caballo, y sobre todo cuando es de alguien más, jamás debes de pasar por detrás del mismo, ya que esto puede asustarlo y provocar que lancen patadas. Así que ya sabes, una de las reglas básicas de la equitación es pasar siempre por delante del caballo, nunca por detrás.

  • Paso, trote, paso, trote

Uno de los errores más comunes es querer llevar a nuestro caballo al galope sin antes calentarlo un poco con ejercicio ligero. Es por eso que una de las reglas básicas de la equitación es el comenzar a subir la intensidad del ejercicio progresivamente.

Por ejemplo, comienza realizando una caminata con tu caballo para que se ejercite y poco a poco sube la intensidad hasta llegar al trote. Una vez que haya realizado un trote ligero y uno medio, el siguiente paso es subir la intensidad para llegar al galope.

  • Mantén hidratado a tu caballo

Otra de las reglas que no debes dejar pasar es la de mantener a tu caballo hidratado pues el agua juega un papel importante en su salud. Si tu caballo no se hidrata este corre el riesgo de sufrir problemas de salud graves.

Así que es importante que hidrates a tu caballo tanto antes como después de una sesión de ejercicio. También debes de cuidar que tu caballo tenga suficiente agua en su establo para que así se mantenga hidratado. La cantidad de agua recomendada dependerá del tamaño y la raza del caballo.

  • Respeta el espacio de los demás

No es necesario mencionar esta regla debido a que es una de las reglas básicas de la equitación que siempre debes de tener en mente. Y es que como pasa con el gimnasio o en el parque, a nadie le gusta que invadan su espacio.

Así que es importante que cuando vayas a un centro de equitación, ecuestre o hípico respetes el espacio de las otras personas. Si alguien más está en la pista o e en el camino evita estorbarle. Esto no solo evitará que provoques conflictos con otros jinetes, también reducirá el riesgo de accidentes.

  • Conoce a tu caballo

Quizás esto parezca un tanto obvio, pero uno de los errores más comunes cuando estás comenzando a practicar la equitación es no conocer a tu caballo. Practicar equitación es ser uno con el caballo, entender cómo se siente y llevarlo hasta donde sus límites lo permitan.

Saber cuando tu caballo está cansado, enojado, con miedo o enfermo ayudará muchísimo a cuidar su salud y a que la experiencia de montarlo sea mucho más agradable para ambos. La única forma de conocer a tu caballo es pasar tiempo con este para conocerlo, entenderlo y saber qué siente.

  • Sé respetuoso y no le exijas de más

Muchas veces hemos visto casos de personas que les pegan en exceso a los caballos con el látigo o las espuelas ¡Esto es un terrible error! Lo único que estás causando es dolor al caballo lo cual llevará a que se sienta molesto o enojado.

Siempre debes de respetar los límites del caballo entendiendo que si no puede ir más rápido o soportar más trabajo es por algo. Así que como una de las reglas básicas de la equitación evita utilizar en exceso el látigo de cuero o las espuelas.

  • Dale snacks

Más que una de las reglas básicas de la equitación, este es uno de los mejores consejos para crear una mejor relación con tu caballo. Los snacks ayudan a que el caballo no solo se sienta con mayor cariño y conexión hacia ti, también le dará mayor fuerza y le permitirá recuperarse.

Puedes darle una gran cantidad de snacks a tu caballo como zanahorias o frutas. Es importante cuidar la cantidad, la calidad y la frecuencia de los snacks. Esto evitará que la dieta del caballo se altere y este pueda aumentar de peso por tantos snacks.

  • Cuídalo

Por último, una de las reglas básicas de la equitación es cuidar siempre de tu caballo. Limpiarle los cascos y mantener las herraduras en buen estado es fundamental, sobre todo si el camino por donde pasaron era de tierra, barro o de pasto.

También debes de vigilar su estado de salud, ya que muchos de los padecimientos del caballo son causados por problemas de nutrición o por una mala prevención. Cepillar a tu caballo, así como lavarlo son otros ejemplos de cuidados que debes de darle a tu caballo. Así garantizarás una mejor relación jinete equino.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)