Estos son los beneficios de la equitación

Estos son los beneficios de la equitación

La equitación es la disciplina que se encarga de unir al hombre y al caballo para practicar distintos deportes y rutinas. En la equitación encontramos desde lo más simple como salir a trotar o cabalgar con un caballo hasta realizar rutas en senderismo o rutinas en pistas con obstáculos.

Lista de los beneficios de la equitación

Si estás comenzando en la equitación o tienes ganas de aprender a cabalgar, aquí te contaremos cuáles son los beneficios de la equitación. Así podrás ver que los beneficios de montar a caballo van más allá de solo pasarla bien sobre un caballo.

  • Mejorar tu equilibrio

Uno de los principales beneficios de la equitación es la capacidad de mejorar tu equilibrio. Esto es debido a que al montar un caballo es necesario tener un mejor equilibrio para evitar irte hacia atrás o hacia los lados al controlar a tu caballo.

La mejora en el equilibrio se logra gracias al fortalecimiento tanto de los músculos como la mejora de la posición de la columna vertebral y la cadera. El equilibrio no solo se mejora al montar el caballo, este también mejora a la hora de caminar en tu día a día.

  • Una correcto postura

El segundo beneficio que ofrece la equitación es la mejora de tu postura. Esto se debe a que al cabalgar, es necesario ajustar tanto tu espalda como tu cadera lo cual ayuda a que la columna tome su posición natural. El movimiento del caballo también tiene mucho que ver el cambio de la posición.

De acuerdo con expertos, la posición vertical, es decir, de la columna, no solo es lo que mejora gracias a cabalgar con frecuencia. La posición horizontal del cuerpo también se vuelve más natural debido a que la columna y cadera se alinean al mejorar tu postura vertical.

  • Salud del sistema circulatorio

De acuerdo con investigaciones, otro de los beneficios de montar a caballo es la mejora de la salud del sistema circulatorio. Si bien se cree que el movimiento influye, esto no es lo único, ya que la temperatura del caballo tiene mucho que ver con esto.

Según los estudios, debido a que el caballo posee una mayor temperatura corporal, esta ayuda a que nuestro cuerpo cambie su temperatura lo que trae beneficios para el sistema circulatorio. Este fluirá de forma mucho más eficiente ayudando a que la sangre irrigue mejor a los tejidos del cuerpo.

  • Menos contracciones musculares

Gracias a la exigencia que implica el mantener una postura adecuada y el equilibrio al practicar equitación, los músculos se ven exigidos. Estos generan mucha mayor fuerza lo que ayuda a que se vuelvan mucho más fuertes y mejoran tanto su tono como su tamaño.

Esto, de la mano de las vibraciones y movimientos propios del ejercicio, hace que la salud muscular de la zona de la espalda, la columna, piernas y brazos mejore de forma considerable. De acuerdo con expertos, al mejorar la salud muscular se reducen las contracciones y desgarros en los mismos.

  • Mejorar tu coordinación motriz

Cuando estás practicando equitación debes de ser capaz de guiar al caballo, cambiar el ritmo, la dirección, así como mantenerte alerta del camino y tu mismo caballo. Esto hace que uno de los beneficios de la equitación más claro sea la mejora de la coordinación motriz.

Según aquellos que practican equitación, el caballo se vuelve como una extensión de ellos mismos debido a que bastará con un movimiento para cambiar la dirección y la velocidad del caballo. Por ello es que las capacidades motrices y la coordinación se vuelven mucho más precisas, además de que la conexión con el sentido de alerta también mejora.

  • Mayor fuerza en espalda y cintura

Otro de los beneficios de montar a caballo está en la fortaleza que las personas pueden adquirir tanto en la espalda como en la cintura. Esto es debido a que el cuerpo requiere generar mayor fuerza en estas partes para mantener el equilibrio.

Los músculos de la espalda y la cintura se vuelven mucho más fuertes, más sólidos y con un tono más definido. En mujeres, por ejemplo, esto puede ayudar en temas de embarazo gracias a que la zona de la pelvis se vuelve mucho más fuerte.

  • Una mayor concentración

Para tener éxito al practicar la equitación es fundamental mejorar tu concentración y tu capacidad de alerta. Y es que un jinete no solo es responsable de si mismo sino también, del caballo, por ello es que debe de estar alerta a lo que hay en el camino.

Las personas que practican equitación suelen mantenerse mucho más alerta tanto a si mismo como a su entorno. Esta concentración no solo se ve reflejada durante la equitación, también en la vida diaria pues las personas se vuelven menos dispersas y distraídas en su día a día.

  • Crea valores positivos

Aquellos que tienen experiencia con la equitación, ya sea práctica o entrenando a futuros jinetes, coinciden en que uno de los beneficios de la equitación más claros es la creación de valores positivos. El principal, es la responsabilidad pues las personas se vuelven más responsable tanto de sí mismas como de su caballo.

La protección de la naturaleza y del medio ambiente son otros de los valores que se generan a través de este deporte. Si eso no basta, se cree que también que valores como la conciencia, la convivencia e incluso la inteligencia se pueden desarrollar con este deporte.

  • Confianza y autoestima

Por último, los que ya practican la equitación también resaltan a la mejora de la confianza y la autoestima como parte de los beneficios de montar a caballo. En primer lugar, este ejercicio isométrico ayuda a mejorar la salud de tu cuerpo notificando tus músculos, lo que se traduce en una mejora en tu autoestima y aspecto en general.

Además, el adquirir el poder de domar y controlar a un caballo de mucho mayor tamaño también aporta confianza a las personas. La sensación de libertad, de poder y de control que da la equitación ayuda a que la seguridad en ti mismo se vuelva mayor.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)