Desparasitar los caballos es un proceso rápido y sencillo que nos puede evitar muchos problemas. Existen gran cantidad de parásitos que pueden afectar a distintos órganos del caballo: pulmones, estómago, intestino, hígado y piel, entre otros.